miércoles, 1 de abril de 2015

Ante un evento de extorsión, los ciudadanos deben seguir tres importantes pasos, guardar la calma, colgar el teléfono y llamar a la DGADAI: PGJ

Martes 31 de marzo 2015
Boletín No. 4987



·          A través de la campaña "Ponle un alto a la extorsión", la dependencia busca prevenir y combatir este ilícito.

·          Los teléfonos donde te ayudarán a recobrar la confianza además de actuar en consecuencia son: 2446854 y 2446855, éstos se encuentran disponibles las 24 horas, los 365 días del año.

"Cuando una víctima de extorsión nos llama a la Dirección de General de Atención a Delitos de Alto Impacto, nosotros somos la mano sobre su espalda para tranquilizarlos y hacerles ver que no están solos y que vamos a ayudarlos en su problema", subrayó Fernando Rosales Solís, titular de esta área de la Procuraduría General de Justicia, al reforzar la campaña informativa  y de fomento a la denuncia denominada “Ponle un alto a la extorsión”.

El objetivo de esta campaña es prevenir y combatir frontalmente el delito de extorsión, así como de garantizar que el delincuente no consiga su objetivo, con independencia de que al haberlo intentado se le persiga, asegure y consigne a las autoridades competentes.

Cabe señalar que es de vital importancia la denuncia, ya que a través de ésta, la PGJ tiene la facultad de solicitar la cancelación del número de teléfono del cual se intentó extorsionar, de esta forma no se podrá volver a dar de alta el número, asimismo, la institución llevó a cabo un convenio con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para que cancele las cuentas que se detecten estén siendo utilizadas para hacer depósitos de efectivo producto de extorsión.

Es importante destacar que en el momento en el que alguna víctima de extorsión solicita apoyo de la DGADAI, es asesorado por personal altamente capacitado quien rastrea en ese momento el número de teléfono del cual están cometiendo el ilícito.

Gracias a la confianza de la ciudadanía, en lo que va de 2015 se han recibido 16 denuncias y se han realizado 86 asesorías, lo que ha derivado en que ninguna de las personas que se acercan a la DGADAI, haya depositado dinero en efectivo al ser extorsionado.

El delito de extorsión, previsto en el Código Penal del Estado de Puebla, refiere que lo comete aquella persona que pretende conseguir o consigue un beneficio a través de la intimidación, con la amenaza de causar un daño físico, moral o económico, a su persona o a un tercero.

En la actualidad, quienes cometen este delito utilizan la intimidación a través de 4 supuestos:

1.- Llamadas telefónicas ya sea a teléfonos celulares o a los denominados fijos o de casa.

2.- Mensajes de texto a través de teléfonos celulares o redes sociales.

3.- Correo electrónico

4.- Anónimos. 

Las mencionadas modalidades son las que hoy en día el delincuente frecuentemente utiliza para obtener un beneficio, sin embargo, estas van cambiando de acuerdo al transcurso del tiempo y medios tecnológicos existentes, por ello es importante hacer del conocimiento que ante una amenaza o intimidación sea cual sea el origen o el medio a través del cual se realice dicha intimidación se observen 3 pasos fáciles de aprender y vitales para que el delincuente no consiga lo que busca, que es dinero: 

1.- Mantener la calma y no proporcionar información alguna.

2.- Colgar inmediatamente el teléfono y asegurarse que su familiar se encuentre a salvo.

3.- Comunicarse al 2-44-68-54 y 2-44-68-55 para recibir asesoría en el manejo de la situación.




Recuerde que el miedo y el factor sorpresa son la mejor arma de estos sujetos; en tanto que  la tranquilidad y cordura la mejor defensa de las posibles víctimas.

Para la Procuraduría de Justicia es importante hacer saber a aquellos que hacen de su modus vivendi el delito de extorsión, que en razón de las reformas publicadas al inicio del presente año, hoy la extorsión es contemplada por el Código Penal del Estado de Puebla como un delito grave y en consecuencia sin el beneficio de libertad bajo caución, con una penalidad de hasta 10 años de prisión; además de ser un delito perseguible de oficio lo que significa que no procede el perdón de la víctima, y que esta dependencia, a través de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto, continuará combatiendo frontalmente este delito.

No hay comentarios: