viernes, 28 de marzo de 2014

La PGJ de Puebla logró rescatar de forma ilesa a un menor de tres años de edad quien tras su secuestro fue trasladado a una casa de seguridad en Hidalgo

  • Con labores de campo e investigación, se logró la captura de toda la banda delictiva.
  • La Coordinación entre las Unidades Especializadas para el combate al Secuestro de las Entidades Federativas y la Federación jugaron un factor determinante para el rescate de la víctima y la detención de toda la banda delictiva.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla a través de una investigación colegiada en la que intervinieron la Unidad Especializada para el Combate al secuestro del Estado de Hidalgo, la División de Inteligencia de la  Policía Federal y la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto del Estado de Puebla, logró rescatar de forma ilesa a un menor de 3 años de edad que fuera secuestrado y posteriormente llevado a una casa de seguridad en el Estado de Hidalgo, logrando la detención de la totalidad de los integrantes de la banda criminal.


El 20 de marzo del año en curso, aproximadamente a las 8:00 horas, Nahomi Gutiérrez Rivas quien fuera contratada desde Septiembre del año próximo pasado por la mamá de la víctima para trasladar al menor de su domicilio esto es, en Villa Lázaro Cárdenas, Puebla, al CRIT de Poza Rica Veracruz, lugar donde recibía terapias de rehabilitación ya que presenta Discapacidad motora y deficiencias del desarrollo, como era ya costumbre paso por el menor para llevarlo a sus terapias, sin embargo, ninguno de los dos regreso al Estado de Puebla.

El mismo día aproximadamente a las 17:30 horas, la mamá de la víctima recibió la primera llamada de exigencia económica, en la que una voz del sexo masculino le requirió dos millones de pesos a cambio liberar a su menor hijo.

En virtud de lo anterior, y tras la denuncia presentada ante la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto se iniciaron las labores de rastreo análisis e investigación que permitieron establecer la posible identificación de los probables responsables, arrojando como resultado la participación de dos integrantes originarios del Estado de Hidalgo, por lo que de manera inmediata se entablo la Coordinación Institucional que permitió la intervención de manera integral de la Unidad Especializada para el Combate al secuestro del Estado de Hidalgo y la División de Inteligencia de la  Policía Federal.


Mediante diversas acciones de inteligencia y reacción desarrolladas de manera conjunta del 22 al 26 de marzo en el Estado de Puebla y en el Estado de Hidalgo, se logró obtener la ubicación de la casa de seguridad utilizada por los secuestradores para ocultar al menor, la cual se encuentra en el Barrio conocido como los Castro, Tepojaco, Tizayuca, Hidalgo.

Una vez lo anterior, y tras el riesgo inminente de que el menor fuera privado de la vida por sus captores, el 26 de marzo de 2014, aproximadamente a las 7 de la noche se implementó un operativo en conjunto entre las Unidades antisecuestro del Estado de Puebla e Hidalgo, así como de la División de Inteligencia de la  Policía Federal, contemplando las medidas de seguridad que el caso ameritaba, en el que se logró rescatar al menor de forma ilesa y sin causar daños a civiles y la detención de:


·       Nahomi Gutiérrez Rivas, de 20 años de edad, originaria de Ciudad Valle, San Luis Potosí y vecina de Villa Lázaro Cárdenas, Puebla, quien se desempeñaba como niñera de la víctima.

·       Leonel Martínez Gutiérrez, alias “El Leo”, de 31 años de edad, originario y vecino de Villa Lázaro Cárdenas, Puebla, primo de Nahomi Gutiérrez Rivas.

·       Mary Carmen Martínez Gutiérrez, de 23 años, originaria de Villa Lázaro Cárdenas y vecina de Tizayuca, Hidalgo, prima de Nahomi Gutiérrez Rivas.

·       Melitón Juan Carlos Castro González, alias “El Talachas”, de 43 años de edad, originario y vecino de Tizayuca, Hidalgo, esposo de Mary Carmen Martínez Gutiérrez.

·       Luis Enrique Tolentino Vargas, alias “El Negro”, de 33 años, originario y vecino de Villa Lázaro Cárdenas, Puebla, quien al momento de su aseguramiento se le encontró un arma de fuego calibre 9 mm, con un cargador y 8 cartuchos útiles  y;

·       Aurelio Aparicio Martínez, alias “El Gordo”, de 30 años de edad, originario y vecino de Villa Lázaro Cárdenas, Puebla.
Debe destacarse que al momento del aseguramiento de los probables responsables en la casa de seguridad también se encontraban además del menor víctima de secuestro, 3 menores de edad de 5, 3 y un año, hijos de Mary Carmen Martínez Gutiérrez y Melitón Juan Carlos Castro González, alias “El Talachas”, ya que la casa utilizada como casa de seguridad es propiedad del papa de este último.

Se exhorta a la ciudadanía a que en caso de reconocer a alguna de estas personas como responsables de otros ilícitos, acudan ante la DGADAI a denunciar.

La Procuraduría General de Justicia reitera su compromiso en la persecución del delito de secuestro trabajando de forma coordinada con las Entidades Federativas y las Instituciones Federales para combatir y esclarecer este ilícito.

No hay comentarios: