viernes, 15 de noviembre de 2013

Para impartir Justicia se debe tener un nuevo enfoque de derechos de la víctima, subrayó el Procurador Víctor Carrancá en el Foro “Tranquilidad para tu Familia”

  • Se planteó la exigencia de un trato digno y justo hacia las víctimas.


Uno de los grandes retos en la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal es tener una perspectiva dirigida a las víctimas ante las lesiones que les causa el fenómeno delictivo, subrayó el Procurador de Justicia de Puebla, Víctor Antonio Carrancá Bourget.


Con base en un diagnóstico sobre las realidades y necesidades de las víctimas, el Procurador de Justica planteó que son ocho derechos básicos los que deben considerarse al atender a una persona afectada por un delito:

1.     Derecho al reconocimiento, que admita que son personas que merecen apoyo.

2.     Derecho a la información, que les ayude a conocer cómo van sus casos.

3.     Derecho a la asistencia para recibir ayuda psicológica, médica y social.

4.     Derecho a la reparación para subsanar el daño económico generado ante el delito.


5.     Derecho a la protección  para evitar que la víctima vuelva a ser agredida por el implicado.

6.     Derecho a la participación y representación para que la voz de la víctima sea escuchada.

7.     Derecho a medidas para reducir la victimización que permita prevenir futuros hechos.

8.     Derecho a la aplicación que permita que realmente se apliquen esta nueva perspectiva.

Con estos planteamientos, se tiene una nueva perspectiva para respetar los derechos del imputado y sobre todo los de las víctimas, destacó el Procurador General de Justicia de Puebla, Víctor Antonio Carrancá Bourget.


La exposición del Procurador de Justicia se desarrolló en el Foro Ciudadano “Tranquilidad para tu Familia” en el que participaron expertos de Seguridad Pública teniendo como moderador al Secretario de Seguridad Pública Estatal, Facundo Rosas. Todo ello organizado por la Comisión de Transición del presidente electo del Municipio de Puebla, Antonio Gali Fayad.

No hay comentarios: